Pulgarcito se hizo al mundo para buscar fortuna. Antes de salir, toma una última comida que le prepara su madre y una aguja como espada de su padre.