El favor diario se manifiesta en nuestras vidas a causa del que nos habita