Se ha comentado que podía ser un misil de prueba del ejercito francés o un satélite de Elon Musk, pero la hipótesis que defiende la comunidad científica es que se trate de un bólido rozador, una categoría inusual de meteoros de los que hay uno entre un millón.


Se ha comentado que podía ser un misil de prueba del ejercito francés o un satélite de Elon Musk, pero la hipótesis que defiende la comunidad científica es que se trate de un bólido rozador, una categoría inusual de meteoros de los que hay uno entre un millón.