Una de las dudas más comunes, no sólo al iniciar sino incluso en empresas más consolidadas es cómo definir adecuadamente el precio de tu producto, especialmente cuando hablamos de servicios (que casi siempre, un producto se puede complementar con un servicio y viceversa)


Hoy te comparto las dos elementos clave a los que nos podemos apegar para definir toda la estrategia alrededor del precio del servicio/producto que ofreces. Es vital conocer estas dos alternativas para evitar caer en la peor de las trampas: Quedar atrapado en el medio. Es decir, querer tomar un poquito de las dos, ya que esto sólo llevará a tu empresa (y tu salud mental) al suelo.






P.d. La película que menciono se llama "Founder"/ "Hambre de poder". La encuentras en Netflix 😉