La “Ventana de septiembre” podría permitir al gobierno de López Obrador aprobar reformas constitucionales en el Congreso, obteniendo mayorías calificadas no ganadas en las urnas.