Recortes severos en la SRE y embajadas mexicanas provocan malestar y protestas entre diplomáticos y personal en Honduras.