El ultimo debate presidencial entre Javier Milei y Sergio Massa es la mejor prueba de la decadencia de la política argentina.


Los dos candidatos se olvidaron de la gente y prefirieron centrarse en ellos. El eje central fue cómo tenderle la mejor trampa al adversario. Los votantes quedaron afuera de la discusión. Ninguno explicó cómo va a hacer ese país "maravilloso" que prometen.


Poco importa quién ganó esa contienda vacía y aburrida.


Entrevistamos al analista político Sergio Berensztein.



---

Send in a voice message: https://podcasters.spotify.com/pod/show/martin-pitt363n/message