"Acuérdate de tu misericordia, Señor, como lo habías prometido a nuestros padres"