Una hermosa reflexion que representa el amor incondicional de Dios